Formulario de búsqueda

Una Gráfica recuperada que apuesta a la integración solidaria

01/11/2016 - 21:01
La cooperativa Gráfica Integral de Córdoba (que ocupa la tesorería de IFICOTRA y es parte de la Red Gráfica) nos cuenta sus proyectos de conformar un polo cooperativo. También expresa una gran preocupación ante el desmedido aumento del papel y la liberación de importación de libros.
1
2
3
4
5
6

La Gráfica Integral, de la ciudad de Córdoba, cumplirá 5 años el próximo 6 de abril. Los 11 asociados se muestran agradecidos por las políticas públicas con respecto a las empresas recuperadas. "Con subsidios pudimos equiparnos con siete máquinas que nos permitieron dejar de terciarizar servicios como el troquelado, enlaminado, armado de revistas, doblado de folletos, pegado de libros con lomo binder, y una máquina menor pero que tiene su importancia, que es la de puntillado y numerado", expresó Gabriel Oviedo, presidente de la cooperativa. También recibieron ayuda de la federación provincial de cooperativas IFICOTRA y de la CNCT. Y más recientemente, recibieron un microcrédito de parte del Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos para poner en valor la máquina revistera.

Los proyectos de crecimiento a futuro van de la mano de la conformación de un polo cooperativo gráfico, como una solución asociativa e integradora que les permitirá enfrentar el futuro incierto que presenta el actual proceso de liberación del mercado. Al respecto, Oviedo se muestra preocupado por el futuro de la industria gráfica: "El papel subió casi el 50%, en varias etapas antes de las elecciones y después de la asunción. Por otra parte, la liberación de los libros importados, seguramente afectará la industria nacional de libros en su conjunto".

Para enfrentar esta situación, la gráfica tiene dos proyectos concretos: la compra de una máquina de 4 colores de impresión simultánea (formato 72 x 102 cm), ya que en la actualidad cuentan con una máquina de solo 2 colores, lo que les posibilitará duplicar la producción o reducir a la mitad los tiempos, y de esta manera generar 3 nuevos puestos de trabajo. Pero además, proyectan mudarse a un lugar más amplio, para albergar la nueva máquina pero también para armar un centro de capacitación laboral y polo cooperativo, donde puedan compartir el espacio con otra cooperativa perimetral a la gráfica.

"Sabemos que estos proyectos solo se pueden conseguir con organización e integración", expresó Oviedo. La gráfica es un ejemplo en solidaridad cooperativa: "Hoy estamos facturando los trabajos de dos cooperativas en Cordoba, que todavía no tienen matrícula y por lo tanto no pueden facturar, hacemos de nexo entre ellos y sus clientes y proveedores. Después compensamos el IVA por canje de impresiones o el dinero". Una de esas cooperativas es Máster (una imprenta) y la otra es Troqueplas (dedicada a la terminación gráfica). Ambas tienen además problemas de inmueble. La idea es conseguir un galpón unitario para fusionar algunas áreas de producción y complementar otras.

Pero además, el año pasado la Gráfica Integral tuvo una gran muestra de solidaridad, cuando recibieron a dos condenados en proceso de liberación, Franco y Alfredo, para capacitarlos en el oficio y ayudarlos a conformar una cooperativa de liberados. Ellos se venían capacitando dentro de la cárcel, y con la adquisición de una fotocopiadora terminaron formando una cooperativa llamada "Fuerza y futuro", que brinda servicios gráficos en la Universidad Nacional de Córdoba. Nos cuenta Oviedo que "los compañeros tenían salidas transitorias y supervisadas, de lunes a jueves, de 8 a 12. Nosotros tuvimos que pulir varias asperezas, porque el estigma de una persona privada de su libertad te da para pensar mucho. En ese momento nosotros decidimos no mirar hacia su pasado, sino hacia su futuro, y les enseñamos todo lo que sabemos del oficio. Ahora saben hacer encuadernación, puntillado, corte con guillotina, y tareas básicas de offset, por si tienen la posibilidad en el futuro de conseguir alguna máquina mejor. Fue muy gratificante, porque ellos demostraron una gran voluntad, nos abrieron sus mundos, sus sentimientos durante 18 y 22 años de prisión. Y si no éramos nosotros, el cooperativismo, ¿quién les iba a abrir una puerta o dar una mano? Nosotros les abrimos nuestras mañana cotidianas, nuestros desayunos, durante seis meses, aunque nos quedó pendiente un asado, porque ellos tenían que estar a las 13 en la facultad". Actualmente, la Gráfica Integral les aportó la impresión y corte para la fabricación de una agenda, que ellos van a armar y vender en el espacio universitario.

Para Oviedo, la integración es una ley del sector: "Nosotros sabemos que un hombre solo puede lograr muchas cosas, pero un grupo, un colectivo, no tiene techo. Las únicas limitaciones las pueden dar el comercio, la competencia, etc. Pero si un grupo de personas se juntan para lograr un objetivo en común, no hay un límite para ese objetivo, solo hay que ponerse las pilas, trabajar codo a codo, porque acá no hay pirámide, no hay jefe ni patrón, cada uno tiene que cimentar sus fuerzas en el compañero que tiene al lado. Por eso vemos muy positiva la integración, no solo para hacernos conocer sino también para conocer otras experiencias, con las cuales podemos comercializar en conjunto. La gráfica necesita de otros rubros, como la comunicación, la prensa, incluso el cátering... Comprendemos también que la integración es acompañar y contener a las cooperativas que están aisladas, para que el beneficio sea colectivo. Y por ahí, una pequeña idea, puede ser una idea colectiva. Para nosotros, la integración es ley".

Suscribirse al Newsletter
Suscripto a CNCT newsletter feed
Foros de Debate
Red Textil Cooperativa
Red Colmena
Red de Cooperativas de Tecnología
Diarios y Comunicadores
PROGRAMA CAPACITACIÓN CON OBRA