Formulario de búsqueda

MONOTRIBUTO SOCIAL AGROPECUARIO - Punto Final para un Derecho

07/03/2018 - 16:43
Comunicado de la Federación Argentina de Cooperativas Apícolas y Agropecuarias Ltda. -FACAAL-

El ajuste del Gobierno de Cambiemos continúa contra los sectores más vulnerables, como a los jubilados y la reforma previsional, ahora le toco a los productores de la Agricultura Familiar y el Campesinado. Desde el 1 de enero de 2019 el Monotributo Social Agropecuario (MSA) dejará de existir como política pública, confirma que los pequeños y medianos productores no están en el plan del gobierno de Mauricio Macri. 
La Agricultura Familiar es un conjunto de actividades profundamente atravesada por la familia, mujeres y hombres que producen el 80% del alimento que consumimos según la FAO. Alimentos que nacen del trabajo de las familias que desarrollan sus vidas en los territorios más profundos de nuestra extensa nación, conjugando las tareas productivas con las tareas de ser un grupo familiar. Los niños adquieren saberes ancestrales a la vez que caminan varios kilómetros para asistir a una escuela.  
Históricamente este sector fue invisibilizado por el sistema económico y previsional. Los campesinos, los colonos, los pequeños productores, inmigrantes, todos ellos y ellas actores trascendentales la producción de alimentos, riquezas y desarrollo territorial, en la Patria profunda. 
A partir de la instauración del nuevo Gobierno, la Secretaría de Agricultura Familiar fue vaciada de todo tipo de recursos y su alcance territorial se vio totalmente comprometido, imposibilitado de llegar al productor para asistirlo. Despidos de personal técnico, inmovilización de vehículos, ajuste de presupuesto, entre otras fueron duros golpes a los productores de la Agricultura Familiar, Campesinos, Cooperativas y PyMEs agropecuarias, el eslabón más frágil de la cadena productiva, pero a la vez el principal productor de alimentos. 
La noticia fue por demás contundente. Hizo trizas el sueño y la realidad de miles que, por demás golpeados por los avatares que vienen sufriendo por la mega devaluación, la inflación imparable, los tarifazos (con un acumulado del 1500 al 1800%) y las sucesivas subas de los combustibles, que siempre impactan con más fuerzas en los más débiles, lo último que esperaban era una noticia de este tipo. 
Para Santiago Hardie, actual secretario de Agricultura Familiar, Coordinación y Desarrollo Territorial, el MSA “es una figura que no me termina de convencer”, y desde su apreciación intuye “que productores con alto grado de necesidad y de vulnerabilidad quizás tienen un monotributo porque alguien fue se lo hizo llenar y ni lo usa; ni se acuerdan que lo tienen, y el Estado pone un montón de guita ahí". Quien tiene la función de Estado de bregar por los derechos del sector que produce el 80% de los alimentos, basa en su intuición la decisión de remover una política pública tan importante como el MSA. Mostrando no solo su incapacidad sino también su desprecio por un grupo de ciudadanos a los que tilda de ignorantes y por los que deja claro, el Estado realiza un gasto innecesario. 
El punto final es claro. 
Desde FACAAL, seguiremos luchando junto a los productores y otras organizaciones sectoriales y del campo popular contra las políticas neoliberales que están destruyendo las economías regionales y la Industria Nacional. 

Suscribirse al Newsletter
Suscripto a CNCT newsletter feed
Foros de Debate
Red Textil Cooperativa
Red Colmena
Red de Cooperativas de Tecnología
Diarios y Comunicadores
PROGRAMA CAPACITACIÓN CON OBRA