Formulario de búsqueda

El "Séptimo Varón" abre un nuevo local para crear más puestos de trabajo

09/14/2018 - 16:38
En medio de la crisis mientras las empresas de capital ajustan, la estrategia de cooperativismo es expandirse.

El pasado jueves 6 de septiembre se realizó la apertura oficial del cuarto local del "Séptimo Varón”, la emblemática empresa recuperada por sus trabajadores. Se trata de una fábrica que produce el queso muzzarella y cuenta con cuatro locales de atención al público en diferentes puntos de la Ciudad de Buenos Aires. El local recientemente inaugurado, está ubicado sobre la calle Sanabria al 3300, en el barrio porteño de Devoto.

El "Séptimo Varón” es una marca que va ganando popularidad entre los y las vecinas de los barrios de Monte Castro, Villa Devoto y Floresta. En ese sentido, Federico Chab, uno de los asociados que se dedica a la administración y logística dice: “intentamos que todos los productos tengan un sello, que sean iguales para que la gente identifique que son de la cooperativa. Los y las asociadas que atienden se van rotando pero tenemos la misma manera de atender. Intentamos unificar imagen y precios para que la cooperativa se pueda instalar un poco más en los barrios”. Uno de los mayores desafíos comerciales que tiene esta empresa social, es competir con la marca Barraza “que es la empresa más reconocida (de quesos) y nosotros de abajo tratamos de instalarnos haciendo publicidad en periódicos barriales y ahora también estamos en las camisetas de básquet infantil de All Boys”, dice Chab.

A pesar de los vaivenes económicos y del contexto de crisis que golpea al pueblo con medidas regresivas y despidos en el sector privado, el Séptimo Varón, lejos está de achicar su plantel sino que apuesta a crear más puestos laborales. En la actualidad, son 24 asociados y asociadas. Federico afirma que “en estos momentos de crisis en vez de pensar como una empresa común o tradicional, viendo cómo ajustar o cómo reducir gastos para mantener el margen de ganancias, por lo contrario pensamos en cómo podemos expandir para que justamente una crisis no nos golpee tan fuerte y estar más preparados como para enfrentarla. En vez de achicarte, agrandarte para poder generar más trabajo”.

Una mujer con historia

Alejandra Collados, asociada y coordinadora de los locales, luchó para tener su lugar dentro de un plantel exclusivamente de hombres. Un camino que no fue fácil pero hoy ve sus logros. “Viví años en mi casa de remisera de mis hijos, llevándolos a la escuela y sus actividades. Y cuando decidí incorporarme a la empresa me encontré con un mundo de hombres, donde me tenía que imponer para que me escucharan. Eso me fue marcando la pauta de que si vos te pones firme, podes conseguir cosas. Me estaba metiendo en un terreno que manejaban ellos”, cuenta. Desde entonces fueron cambiando muchas cosas, la empresa comenzó a asociar mujeres, hasta pudieron tener su propio vestuario y remeras acorde a sus talles.

Alejandra comenzó en el año 2012. En ese momento atendía al público en un local en Liniers que tuvo que cerrar a fines de 2014 por falta de ventas. A principios de 2015 se abrió una nueve sede en la misma fábrica que fue el camino hacia al éxito. “Fabio (presidente de la cooperativa) me ofreció trabajar a la tarde porque a la mañana atendían ellos. No pasaron quince días que empezó a venir muchísima gente más. El “boca en boca” fue lo que hizo que esto empezara a llenarse. Seis meses estuve sola atendiendo. No esperaba que nos pasara de esa forma, que nos sobrepasara el trabajo”. Así la cooperativa fue creciendo cada vez más. Asociaron a más personas y ante esto, Alejandra sugirió que haya mayor presencia femenina en los locales. Como coordinadora, ella cuenta que ve “la parte más humana”: “me gusta saber de la gente que trabaja acá, por eso voy cada tanto a visitar los locales y saber de las y los asociados, si se sienten a gusto, si les pasa algo puntual. Y si tienen algún problema, que puedan sentirse que están contenidxs. Porque esto lejos de ser una empresa con un dueño, es una cooperativa y como tal hago valer esa parte, la humana y solidaria”.

Una anécdota muy particular

Hugo Córdoba trabaja en la fábrica desde el año 1990. Ingresó como ayudante del contador y hoy se encarga de las ventas y logística. Él atravesó toda la transición de la empresa, desde la quiebra a conformarse en cooperativa. Con muchas historias entre sus vivencias, cuenta una anécdota muy particular: el ex dueño de la fábrica de muzzarella, también tenía una empresa que le proveía los insumos en el pueblo de La Cautiva en Córdoba. “Un día me llaman de Córdoba para que prepare una certificación de servicios, y yo no sabía cómo hacerla –nunca lo había hecho- entonces me explicaron que tenía que agarrar los libros y anotar mes por mes todo lo que el muchacho había ganado. Estoy con los libros y leo José Barraza, ante mi asombro pregunté si era el dueño de la competencia y ahí me enteré que había trabajado para la empresa. La fábrica de muzzarella el Séptimo Varón fue parte de los que hoy compiten”, explica.  

Nuevos sabores

Con la impronta de seguir creciendo y llevando novedades a la mesa de las familias argentinas, el “Séptimo Varón” creó nuevos sabores de muzzarella: con pimentón ahumado y capresse. Cabe destacar que estos productos aún no están listos para la distribución y venta mayorista, solo se pueden adquirir en los negocios de la cooperativa que se encuentran en: Alcaraz 4310 (Monte Castro); Sanabria 2600 (Monte Castro); Gral César Díaz 4422 (Floresta) y Sanabria 3397 (Villa Devoto). Todos abren de lunes a sábados de 9 a 13 hs y de 17 a 20 hs. El teléfono es: 6091-3339

Para conocer más sobre este emprendimiento cooperativo y deleitarte con sus productos, podes contactarte vía Facebook en: @Muzzarella7moVaron; en instagram: @Septimo_varón y en twitter: @VaronSeptimo.

 

Suscribirse al Newsletter
Suscripto a CNCT newsletter feed
Foros de Debate
Red Textil Cooperativa
Red Colmena
Red de Cooperativas de Tecnología
Diarios y Comunicadores
PROGRAMA CAPACITACIÓN CON OBRA