Formulario de búsqueda

EL PUERTO MARPLATENSE EN DECLIVE: DESIDIA Y FALTA DE TRABAJO

01/23/2019 - 15:43
Representantes de cooperativas de estibaje detallaron la deplorable situación en la que se encuentra. Falta de infraestructura, abandono del área, deficiencia en la gestión comercial por parte del directorio del consorcio y una fuerte caída de arribos de barcos son algunos de los problemas principales que afrontan.

Quienes representan a estas empresas de servicios portuarios de estibaje (ESPES), afirman que el principal responsable de esta situación es el funcionario del gobierno de Vidal, Martín Merlini, presidente del consorcio regional portuario de Mar de Plata que desde que asumió, en abril de 2016, sigue haciendo promesas. Tal como lo hizo la gobernadora de la provincia. “Realmente el puerto es una desidia, no hay ningún tipo de control. La suciedad avanza cada vez más. El hantavirus por ejemplo, que es tema de agenda nacional. Nosotros convivimos con ratas todos los días pero nada se dice”, afirmó Alberto Rosa, presidente de la federación de cooperativas de trabajo y actividades portuarias (Fecooaport), miembro de la Confederación Nacional de Cooperativas de Trabajo.

Merlini lleva como bandera un modelo de puerto “autosustentable” que lejos está de serlo por diversos factores, entre ellos, un presupuesto insuficiente. A pesar de haber finalizado una costosísima obra de dragado y tras haber pedido a la provincia un grandilocuente subsidio para tareas de mantenimiento e infraestructura, las empresas y cooperativas que todos los días trabajan en el puerto siguen dando cuenta el estado deplorable en el que éste se encuentra y el peligro que significa para los trabajadores. “Este hombre ha dejado notar que tiene una gran inoperancia para manejar esto, no tiene ni la menor idea de lo que está haciendo. Es un puerto que no tiene inversión de ningún tipo. Es más, ha perdido la calificación de seguridad internacional y con ello, un montón de barcos se han ido a otros puertos”, denuncia Rosa.

A esta situación deplorable, se le suma la generalizada falta de trabajo que hay, teniendo en cuenta que no es solamente un caso que se da en Mar de Plata sino que es consecuencia del plan económico implementado por el gobierno de Mauricio Macri y las corporaciones. “Hay barcos que no tienen incentivo para venir al puerto. Más del 50% de trabajo se ha perdido y es una gran preocupación que tenemos. Más allá de la ineptitud de Merlini, nosotros tenemos la necesidad de mantener los puestos de trabajo y es una tarea que cada vez nos cuesta más”, explica Rosa haciendo referencia a las trabas y exigencia burocráticas que son cada vez más por parte del Estado a las cooperativas de trabajo. “Nos hemos reunido con la gobernadora por esta situación hace más de dos años. Prometió agilizar los trámites para que podamos mantener los puestos de trabajo, pero hasta el día de la fecha sigue todo de la misma manera”.

El puerto marplatense genera alrededor de 700 puestos de trabajo en la ciudad y según datos oficiales, son más de 20 mil los puestos que genera la industria pesquera en las provincias marítimas, sin embargo parece no importar este dato. “Sistemáticamente nos ponen palos en la rueda”, dice y no vaticina un horizonte con mejores expectativas.

Suscribirse al Newsletter
Suscripto a CNCT newsletter feed
Foros de Debate
Red Textil Cooperativa
Red Colmena
Red de Cooperativas de Tecnología
Diarios y Comunicadores
PROGRAMA CAPACITACIÓN CON OBRA