Formulario de búsqueda

EL NEOLIBERALISMO GOLPEA DOS VECES

05/10/2018 - 11:55
Hernando Vidaurre, presidente de Marrotex Ltda., habla de la historia de su cooperativa riojana y cuál fue el camino que recorrió desde ser empleado hasta ser el dueño de su propio trabajo.

En una etapa donde el neoliberalismo estaba en su etapa de esplendor en Argentina, los talleres de ‘Murillo 666’ -la emblemática empresa de indumentaria de cuero y fundas para sillones-, se trasladaba a la provincia de Catamarca por una ‘promoción industrial’ pero con otro nombre, ‘Comarca SA’.

Su comienzo por este camino empezó en el 1997 cuando la empresa les propuso a sus empleados que trabajaban en la parte de confección de fundas para sillones e indumentaria en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, mudarse a la provincia de Catamarca. Él con un grupo de compañeros aceptaron la propuesta y emprendieron viaje. “Cuando fue el traslado a Catamarca nos daban todo, nos fuimos con un acuerdo de sueldo y departamento donde vivir. Viajamos 12 compañeros, nos capacitaron, la empresa creció y llegamos a ser hasta 40 empleados”, dice.

Cuando el acuerdo con la provincia finalizó, la patronal decidió mudarse a La Rioja, siempre con el mismo estilo con un cambio de firma, esta vez los volvía a emplear ‘Cobena SA’. En este sentido agrega: “teníamos que decidir entre irnos a La Rioja y seguir con trabajo o volvernos a Capital desempleados, pero la empresa se hacía cargo de la mudanza”. Así fue como en el año 2013, Hernando llega a Chilecito, ya con menos compañeros que siguen con la misma producción hasta el cierre de la empresa. “Ya éramos menos en el 2015 se veía un bajón. Habían despedido a la mitad de los empleados del lugar, habíamos quedado unas 25 personas”. Así fue como la llegada de la nueva etapa del neoliberalismo los volvía a golpear, el cierre se hacía inminente, el plan de ajuste, apertura de importaciones, tarifazos que se avecinaban alertaron a la empresa. “Luego del feriado de semana santa en el 2016 ya no pudimos ingresar, estaba cerrado. El encargado nos informó que estábamos todos despedidos”.

Hernando, junto con algunos compañeros comenzó a moverse para poder seguir produciendo, entre negociaciones con la patronal por las indemnizaciones y acuerdos para que dejasen las viviendas negociaron con la empresa algunas máquinas. “Estuvimos hasta diciembre de 2016 en las viviendas luego nos tuvimos que ir a alquilar.” Agrega. Además se sumó la camada de compañeros de los primeros despidos de 2015, cuenta que eran jóvenes del lugar y con la ayuda del ministerio de Desarrollo Social se hicieron de algunas maquinarias. Entre todos pudieron conformar la cooperativa y de esa manera nace Marrotex Ltda. con 11 asociados. La matrícula la obtuvieron para octubre de 2016, ahora se dedican exclusivamente a la fabricación de marroquinería. “La indumentaria la hacemos únicamente a pedido y trabajamos solo con el mercado interno, lo que se hace difícil por la baja de ventas”.

Si bien Marrotex no es una empresa recuperada porque hubo una patronal que se hizo cargo de las indemnizaciones, lo que ellos pudieron recuperar fue la unidad de los trabajadores y la fuerza de trabajo.

Foto: TRABAJO COOPERATIVO (www.trabajocooperativo.com.ar)

Suscribirse al Newsletter
Suscripto a CNCT newsletter feed
Foros de Debate
Red Textil Cooperativa
Red Colmena
Red de Cooperativas de Tecnología
Diarios y Comunicadores
PROGRAMA CAPACITACIÓN CON OBRA