Formulario de búsqueda

Cooperativa Intiplac: Innovación Tecnológica asociativa

08/22/2013 - 18:39
La Cooperativa de Trabajo INTIPLAC, integrada a la Red Metalúrgica de la CNCT, se dedica a la fabricación de paneles calefactores eléctricos.
1
2
3
4

Gracias a la relación con otras empresas de la Economía Social pudieron ampliar y diversificar la producción. Piensan en productos que no sean tan estacionales (hoy producen un calefactor eléctrico que se está instalando en el mercado dada sus amplias ventajas en precio y bajo consumo) que puedan ser diseñados en común con las Universidades Nacionales y fabricados en común con otras cooperativas metalúrgicas de la Red. Para esto ya presentaron dos proyectos: una llenadora de líquidos y un toallero.

La cooperativa se formó en 2009, en el sur del conurbano bonaerense, pero sus integrantes ya trabajaban y se conocían desde hacía mucho tiempo. Luego de varias etapas de búsqueda encontraron en el modelo cooperativo la mejor herramienta para organizarse como grupo y el lugar donde poder plasmar todos los conocimientos referidos a la innovación tecnológica y técnica para los proyectos que venían planificando. La formación de los socios de Intiplac es bastante heterogénea y poco común dentro del mundo cooperativo. En la cooperativa trabaja un politólogo, un Técnico en Administración, un Ingeniero, colocadores de Aire acondicionado y un electricista. “La cooperativa surgió como una idea de hacer algo y no sabíamos exactamente qué. El calefactor eléctrico de algún modo nos organizó y pudimos volcar nuestros conocimientos en un producto, ponernos a trabajar de lleno con algo concreto y tratar de comercializarlo en el mercado”, sintetiza Pedro Macaudier, presidente de la cooperativa.

Intiplac desarrolla y distribuye un panel calefactor de muy bajo consumo, 470 watts (un caloventor común consume entre 1500 y 1800 watts). Este panel es más eficiente porque funciona por convección: es decir, un 70 por ciento por convección y 30 por radiación. Es más seguro porque no consume oxigeno, tienen fusibles de protección, cable a tierra y materiales a prueba de agua y fuego. Los mismos están certificados por normas IRAM y se puede colocar en la habitación sin tener que estar pensando en abrir una ventilación. Además, se puede pintar con pintura látex de cualquier color, permitiendo que la misma se mimetice con el ambiente. Innovación y calidad a un precio justo.

 

Primeros pasos

Una vez que se decidieron funcionar de manera asociativa estuvieron dos años para obtener la matrícula con el agravante de tener un producto comercial muy estacional. Hasta el momento no pudieron generar otro producto que genere ventas después del invierno. Los primeros años fueron muy duros e hizo repensar el proyecto a varios de los miembros queoptaron por buscar otro trabajo, algo más estable. “Somos 7 tal vez por causa de que los veranos son muy duros y muchos compañeros no podían aguantar las dificultades de un trabajo de temporada. Tuvimos posibilidades de exportar a Chile y Uruguay pero se perdieron por no tener matrícula, ahora estamos analizando la posibilidad de exportar a Bolivia”, comenta Julián. “En algún momento cuestionamos algunas cosas del mundo cooperativo pero pese a todo lo seguimos eligiendo como opción laboral y medio de vida porque rompe con la mentalidad individualista”, asegura Julián.

La experiencia de Tecnopolis del año pasado fue muy fructífera para Intiplac. No solo porque conocieron muchas cooperativas de todo el país sino porque pudieron ampliar su red comercial a partir de los contactos generados por y dentro de la Economía Social. “Comenzamos a contactarnos con varias cooperativas, conocimos a muchas durante nuestra estadía en el Pueblo cooperativo. Este año incrementamos un 30 por ciento de nuestras ventas gracias a la Economía Social. Por ejemplo, este año le vendimos al Hogar Obrero y a la cooperativa Obrera que tiene 104 sucursales y queremos seguir vendiendo al cooperativismo. Nos vino bien la Feria porque estábamos muy encerrados en nuestra lógica de fábrica y ahora nos conocen un poco más y vendemos una importante porción directamente al circuito cooperativo”, analiza Pedro.

 

Seleccionados

Hace un año la cooperativa salió seleccionada en el concurso BA Innova TEC, un Programa del Ministerio de la Producción, Ciencia y Tecnología del gobierno de la provincia de Buenos Aires, que tiene como objetivo general potenciar el desarrollo y crecimiento de las micro, pequeñas y medianas empresas, a partir del impulso de jóvenes y nuevas empresas dinámicas e innovadoras. Estos jóvenes participaron y quedaron seleccionados. “Ganamos un crédito para proyectos destinados a la innovación tecnológica. Presentamos un toallero que hace años venimos trabajando con diseñadores de la Universidad de Buenos Aires. Fuimos seleccionados pero no pudimos financiarlo porque debíamos constituirnos como codeudores del crédito y presentar avales muy altos para nuestros bolsillos. Pese a ello, lo importante es que vieron viable nuestro proyecto”, reflexiona Julián.

Uno de los objetivos principales de la cooperativa es fabricar algunos productos que no sean muy estacionales como el calefactor. Existe otro proyecto en común con la Universidad de Lanús donde existe muy buena predisposición para proyectos destinados a la Economía Social. Se trata de una para llenadora de líquidos que esta pensada para resolver los problemas de los pequeños y medianos productores de aceites, vinos, licores, etc. “Estamos estudiando los planos y los detalles de aplicación. Es interesante porque en el mercado no hay nada salvo una importada de Italia y sale muy cara”, comenta y nos da la primicia Pedro.

Como podemos ver, los trabajadores de Intiplac trabajan, evalúan proyectos innovadores que puedan aportar aire fresco al rubro y a su vez demostrar que desde el cooperativismo se puede participar desarrollando ideas al mismo nivel que las grandes y medianas empresas. Confían en sus proyectos y no descartan poder desarrollar el toallero junto con las cooperativas que integran la Red Metalúrgica de la CNCT. “La red metalúrgica es un espacio muy interesante al cual queremos aportar. Tenemos la intención de presentar nuestro toallero para que pueda ser trabajado entre varias empresas. Como el toallero es de metal y en la red hay cooperativas con dobladoras de caños y otras máquinas, creemos que se podría realizar entre varias cooperativas y de esta forma, logar un producto integral de la Red. Además, el toallero es un producto que se puede fabricar fuera de temporada porque se puede vender para cualquier baño húmedo”, argumenta entusiasmado Julián.

Intiplac es una cooperativa que evalúa muy bien sus futuros pasos. Tiene una estructura versátil, dinámica y no tiene máquinas especializadas que los ate a un producto determinado. Mañana pueden estar abocados a esa llenadora o al toallero en conjunto con otras cooperativas. U otro invento, ¿quién lo sabrá? Solo ellos.

Suscribirse al Newsletter
Suscripto a CNCT newsletter feed
Foros de Debate
Red Textil Cooperativa
Red Colmena
Red de Cooperativas de Tecnología
Diarios y Comunicadores
PROGRAMA CAPACITACIÓN CON OBRA