Formulario de búsqueda

Contra viento y marea

10/25/2017 - 18:02
La experiencia de la primera cooperativa textil trans de Mendoza

Las políticas de inclusión llevadas adelante en los doce años y medio de gobierno kirchnerista se vieron reflejadas en una importante ampliación de derechos para todos los sectores de la sociedad, muchos de ellos relegados durante décadas.

En el caso de la comunidad LGTBI, si bien la ley de identidad de género y el matrimonio igualitario fueron hitos, el ámbito laboral es un terreno en el que más allá de haber tenido avances para esta comunidad, aún quedan muchas batallas por dar, como por ejemplo, lograr la ley de cupo laboral trans en todo el país.

Vale destacar que las experiencias de inclusión laboral que se han llevado a cabo en este tiempo incluyeron a las cooperativas, espacios que han sabido brindar contención a compañeras desocupadas o en situaciones de marginalidad.

En ese sentido, Vientos de Cambio ha sido un claro ejemplo a la hora de combinar trabajo e inclusión. La empresa social textil nació en el año 2013 en la ciudad de Mendoza, a través de una iniciativa de la Dirección de Derechos Humanos provincial, desde donde se apuntó a la creación de cooperativas diversas que incluyan a grupos de trabajadoras trans.

Dedicada a la confección de sábanas, toallas y uniformes de trabajo para panaderos y cocineros, la idea fue brindar un espacio laboral y de contención, y mejorar la calidad de vida de las trabajadoras.

En un primer momento, se trabajó con compañeras que querían dejar de ejercer la prostitución o que trabajan en galpones de empaque de ajos, quienes recibieron capacitación en costura. Así, se fue organizando la empresa social, siendo su primera presidenta Mariana Arancibia, actriz que filmó la película “La pasión de Verónica Videla” y que, una vez consolidado el proyecto, dejó la presidencia en manos de Cristina Campos.

Esto coincidió también con el inicio del contacto con CNCT para ayudar a constituir la empresa social desde lo formal; de hecho, es importante resaltar que los estatutos de conformación están firmados por el presidente de la Confederación.

El inicio de los trámites con el INAES y la gestión del monotributo social para las trabajadoras coincidió también con el cambio de DNI que ellas habían iniciado, ejerciendo así su derecho a acceder a la identidad de género elegida.

Desde Vientos de cambio, destacan el acompañamiento de la Secretaria de Derechos Humanos de la provincia, del entonces gobernador Francisco “Paco” Pérez y del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación en todo este proceso que implicó un gran desafío para las asociadas.

Otro de los actores que demostró preocupación y e interés por el trabajo con el sector cooperativo y trans fue la Universidad de Cuyo.

Vientos de cambio fue un proyecto sustentable a lo largo de los años: con organización, este colectivo pudo generar su propia empresa social, con un taller propio y plantel capacitado,  se asentó en la comunidad, fue reconocido por la tarea llevada adelante en contra de la exclusión y la discriminación y supo ir ganando otros espacios. De hecho, la compañera Cristina Campos, fue candidata a senadora en 2015, encabezando la boleta del Frente para la Victoria.

Vientos de cambio

La cooperativa, que llegó a contar con 16 asociadas, hoy sufre varias bajas en su plantel de trabajadoras. Ante un escenario sumamente difícil para la clase trabajadora, los costos de producción y venta no llegan a cubrir retiros como en otros tiempos.

Muchas de las trabajadoras que se acercaron para formar parte del emprendimiento, al no lograr un sustento económico que les alcance para mantenerse, decidieron volver a ejercer la prostitución o se alejaron para buscar changas o trabajos en relación de dependencia.

Por eso, desde CNCT, se ha acordado el compromiso de brindarles el mayor acompañamiento posible realizando gestiones para que puedan ser incluidas en el Programa nacional ingreso social con Trabajo Argentina Trabaja, y en realizar todo lo que sea necesario para fortalecer esta iniciativa.

Aunque el presente sea difícil, las compañeras que continúan formando parte de Vientos de Cambio siguen apostando al cooperativismo y a la organización, generando un espacio que no solo brinda una oportunidad laboral sino que también funciona incluyendo y conteniendo a compañeras de diversos sectores, procedencias e identidades.

La lucha por lograr la consolidación de Vientos de Cambio fue ardua, las historias de vida de las compañeras son difíciles y por eso están dispuestas a no bajar los brazos y a luchar por defender su espacio de trabajo, los derechos conquistados y la dignidad para todos y todas.

 

Suscribirse al Newsletter
Suscripto a CNCT newsletter feed
Foros de Debate
Red Textil Cooperativa
Red Colmena
Red de Cooperativas de Tecnología
Diarios y Comunicadores
PROGRAMA CAPACITACIÓN CON OBRA