Formulario de búsqueda

“Como organización, nuestro desafío es generar trabajo para los compañeros y compañeras”.

08/29/2017 - 18:13
Así lo afirmó Juan Olivero, presidente de la Federación de Cooperativas de Trabajo Unidas (Fecootraun) de Catamarca

Agosto es un mes muy particular para esta federación cuya sede central se encuentra en la capital provincial. ¿Por qué? Porque siempre viene con buenas noticias.

El 1 de agosto de 2013, luego de todas las gestiones pertinentes, Fecootraun recibió su matrícula. En un principio, fueron catorce las cooperativas organizadas que decidieron juntarse, luego de ver la experiencia de la federación de Florencio Varela. “Compañeros como Christian Miño y Emilio Curutchet nos dieron una mano para poder empezar”, relata Juan entre mate y mate en la sede de la CNCT, en Buenos Aires. Una charla improvisada que surgió mientras hace tiempo para entrar a otra reunión que ya tenía programada. Cada vez que viene, tiene una agenda cargada de responsabilidad y gestiones para llevar a sus compañeros y compañeras en Catamarca. “Las cooperativas de la federación, en su gran mayoría, son de construcción pero también tenemos una que se dedica a la fabricación de macetas y otra que es textil”. Cuenta que la empresa social que se dedica a la fabricación de macetas, surgió por necesidad, porque hubo muchas compañeras y compañeros que quedaron fuera de los proyectos productivos que daba en aquel entonces el ministerio de desarrollo social y ésta iniciativa fue una alternativa para que pudieran solventarse. “Trabajamos todos los días que para en nuestra federación, ningún compañero se quede sin trabajo. Por eso estimulamos los emprendimientos y los acuerdos con privados”.

¿Cuántos son hoy en Fecootraun? “Al principio éramos 40, luego 400 y con las altas de CNCT fuimos incrementando… Todo eso más el laburo que fuimos haciendo, hoy somos más de 600 los asociados”. Este crecimiento los llevó a contactarse con una obra social muy conocida de la provincia que les ofreció sus servicios. “Primero hubo algunas reticencias con esto porque con todas las coberturas que tuvimos experiencias, siempre había inconvenientes y los compañeros no podían atenderse”. Pero esta vez no fue así. “Con varias experiencias encima, la negociación fue distinta. Valeria Gorsd, presidenta de la cooperativa Construcoop, quien además trabaja en la parte administrativa de la federación, se puso al hombro las gestiones. Esta vez manejamos la administración de la cobertura nosotros, ya que es la salud de nuestros compañeros y compañeras”. Y salió todo como lo esperaban.

El 3 de agosto de este año, es otra fecha para recordar porque fue el día en el que inauguraron sede propia. Se trata de una casa que se comparte con la obra social que tienen los asociados y asociadas de la federación. “En uno de los cuartos hicimos la sala de reuniones. Pusimos una mesa larga y sillas que fuimos recolectando de las casa de los compañeros, a uno le sobraba una silla la traíamos, la reciclamos y así con cada una de las cosas, compramos madera, cuerina y todo el mundo a tapizar, refaccionar y pintar”, relata.

Con mucho sentimiento y agradecimiento al colectivo que conforma esta enorme organización, Juan reflexionó en su muro de Facebook: “Después de mucho tiempo de esfuerzo, hemos logrado tener nuestro lugar. Un lugar que representa mucho para nosotros, el sacrificio grupal, el seguir siempre adelante aunque la mano venga cambiada, el saber que la única forma es la agrupación colectiva. Podemos decir orgullosos que tenemos nuestra sede, nuestro lugar, nuestro espacio. Muchas gracias Valeria Gorsd por las gestiones incansables que posibilitaron esto, Ariel Beloso, secretario de FECOOTRAUN Catamarca, María José Casas, síndica y  Luis Oliva, tesorero,  por la colaboración y el tiempo dedicado, muchas gracias a la gente de la obra social. Hoy podemos decir que las cooperativas de la provincia de Catamarca tienen su casa”.

¿Cómo está el panorama actual allá? “Estamos trabajando con la provincia y los municipios porque Nación nos relegó”. Ya no son más 200 o 300 viviendas que se construían años atrás, hoy el trabajo para las cooperativas que encarga el Estado, solo son refacciones para entidades públicas. “Tenemos menos laburo, pero le vamos encontrando la forma para continuar. La gente ve que más allá del contexto, nosotros seguimos generando una alternativa para que nuestros compañeros y compañeras sientan que están dentro de una organización que los respalda. Que nos rompemos el alma para seguir generando un ingreso extra. El desafío de hoy es ese”. En lo que va del año, llevan seis refacciones de jardines de infantes, de los cuales ya han entregado la mitad. También continúan elaborando macetas para la venta en forma privada. “Lo que está frenado, por el bajón que hubo en la construcción, son las bloqueras. Y ahí hay muchas personas que no tienen entrada de dinero”, razón por la cual también día a día intentan llegar a los municipios para concientizar de que contraten mano de obra y compren estos materiales en la región “y de esa manera, los compañeros laburan y la guita te queda en el pueblo”.

“Organizarnos, participar y generar permanentemente alternativas para nuestros compañeros”, dice Olivero convencido. Es lo que opina de la política como la única herramienta capaz de cambiar la realidad en este tiempo.

Suscribirse al Newsletter
Suscripto a CNCT newsletter feed
Foros de Debate
Red Textil Cooperativa
Red Colmena
Red de Cooperativas de Tecnología
Diarios y Comunicadores
PROGRAMA CAPACITACIÓN CON OBRA