Formulario de búsqueda

CANASTAS NAVIDEÑAS CON PRODUCTOS COOPERATIVOS

11/21/2017 - 18:56
La Federación de Cooperativas, Entidades Mutuales para la ayuda mutua (FEDESAM) ya las tiene a disposición de cooperativas, gremios, sindicatos, empresas y otras organizaciones. Por consultas, comunicarse de lun/vie de 10 a 17 horas al (011) 4382 1313 o: ventasypromociondpa@gmail.com

Además del lanzamiento de canastas navideñas con productos realizados por cooperativas que FEDESAM realizó a través de su programa “DPA-Desarrollos productivos asociativos”, Cesar Malato, presidente de la entidad se refirió a diferentes temas de actualidad y coyuntura para el sector.

PROGRAMA DPA: UN CAMBIO EN LA CULTURA DEL CONSUMO

Se trata de una iniciativa que surgió en el año 2013 como una respuesta organizada y colectiva al pico inflacionario y devaluación del momento, que buscó agrupar productos cooperativos para el consumo y venderlo a las entidades. “Esto nos dio la posibilidad de generar una canasta de alimentos a mejor precio que lo que lo vende la góndola del supermercado o el comercio del barrio, y generar una suerte de intra comercio entre mutuales y cooperativas”, explica Malato. En la actualidad, la federación cuenta con un showroom y oficinas administrativas en el microcentro porteño pero además, tiene un espacio de venta minorista en el mercado central. “Es un gran desafío para nosotros sostener esto todos los días porque la competencia es muy dura”, dice.

“Es un cambio en la cultura del consumo. Nuestros propios compañeros que trabajaban aquí, cuando empezamos con esto, ninguno compraba un producto cooperativo. Se trata de cambiar una pauta cultural, es decir: compro más barato y le compro a empresas cooperativas”. En este marco es que se desarrolló la nueva iniciativa de lanzar las canastas navideñas con productos cooperativos para entidades y asociaciones gremiales.

LOS INICIOS DE LA FEDERACIÓN

Fedesam obtuvo su matrícula en el año 2012. “Empezamos siendo unas 26 entidades que estábamos ya trabajando juntos en el desarrollo de le ley nacional de microcréditos, que se sancionó en 2006, y empezó prácticamente a ser aplicada en el 2007 por la comisión nacional de microcréditos”, explica Cesar Malato comentando las experiencias que tuvieron sus asociadas al desarrollar fondos de microcréditos en el territorio para personas que no tienen acceso al crédito tradicional.

En ese marco, cuenta que decidieron dar un salto organizativo y conformar la federación. “Somos un montón de entidades mutuales y cooperativas en todo el país que estamos comprometidos con el desarrollo del microcrédito porque creemos que es una herramienta muy valiosa para el desarrollo de le economía popular de los emprendedores, de las cadenas de valor –territorialmente hablando- y de los productores. Así armamos una federación de cooperativas –porque jurídicamente somos una cooperativa- pero con la posibilidad de asociar mutuales”, agrega diciendo que en la actualidad son 39 las entidades asociadas a la institución de segundo grado, las cuales han tenido un gran retroceso en el sector desde la asunción del actual gobierno nacional porque se han discontinuado las políticas de microcréditos. Sin embargo, afirma que están trabajando para retomar la presentación de proyectos como así también siguen definiendo otros ejes de funcionamiento distintos al microcrédito, como es el consumo mayorista de alimentos cooperativos, o el desarrollo de proyectos de generación de energía renovable: “tenemos una plataforma importante, el cooperativismo eléctrico y de servicios sobre todo, para desarrollar este tipo de propuestas”, dice.

- A propósito de que dijiste sobre la no continuación de las políticas que venían trabajando, ¿de qué otra manera impactó el cambio de proyecto de gobierno para ustedes?  “Impactó mucho, claramente. Este es un modelo que privilegia el desarrollo de las empresas de lucro, es un modelo que aplica los preceptos del capitalismo más liberal, ortodoxo, internacionalmente alineado con esas prácticas, con ese desarrollo económico y nosotros somos un modelo cultural e ideológicamente solidario”, afirma pensando en voz alta “el montón de cosas que nos diferencian del capitalismo” y concluye en que ese no es un ejercicio que se den cotidianamente los dirigentes porque “uno trata de llevar adelanto las mejores prácticas posibles para que las entidades nuestras subsistan pero no es únicamente adaptándonos a las prácticas del neoliberalismo, del capitalismo salvaje que vamos a subsistir y desarrollarnos sino que aspiramos y tenemos que desarrollar acciones, propuestas y formatos colectivos que no tienen los valores del capitalismo sino que tienen los valores solidarios” afirma, argumentando además que por esas razones este es un modelo político y económico que afecta muchísimo el desarrollo de entidades como la que representa. “No nos favorece y tampoco nos tiene simpatía, hay que decirlo y hay que ser conscientes de eso”, se sincera. “Eso no significa estar todos los días en la calle tirando piedras, significa saber lo que somos, nuestro origen. Saber que hay cosas que podemos conciliar y otras que no. Y seguiremos adelante hasta que nuestras convicciones puedan estar más desarrolladas en la comunidad, que de eso se trata”.

TRABAJO INTEGRADO

Respecto de este eje, Cesar cuenta que es uno de los más importantes y estratégicos en esta etapa. “No se trata solamente de buenos discursos o de acordarnos de la integración en un acto en la cooperativa o la mutual, sino que tienen que ser acciones concretas para que el cooperativismo y el mutualismo integrados, o entre cooperativas y cooperativas y mutuales y mutuales podamos de alguna manera, desarrollar nuestras comunidades desde nuestra perspectiva cultural e ideológica”. Además, es muy autocrítico con un vicio que es muy común y que él le llama “ombliguismo”, y argumenta diciendo: “somos personas criadas en una sociedad de consumo, capitalista de la competencia y el individualismo, cala muy fuerte en nuestra formación personal y dirigencial y lo que hacemos es competir con el compañero en vez de integrarnos”. 

En este sentido, afirma que desde su sector siempre van por el camino de la integración sin pretensiones hegemónicas. “¿Cómo vamos a estar solos, compitiendo con el que hace lo mismo que nosotros? Tenemos que juntarnos y competir con el privado”.

“En Argentina tenemos una plataforma de servicios del cooperativismo que no la tiene nadie, es algo que se envidia en el extranjero. No pueden creer que el cooperativismo nuestro es el dueño de las redes de las concesiones de servicios, de los postes y de los sistemas y tuviera la relación con el usuario como la tiene. Entonces, a veces no vemos lo que tenemos en la mano, inclusive a veces no provocamos las discusiones que tenemos que provocar porque el cooperativismo de servicio tiene enormes posibilidades de competir en este rubro de las generaciones de energías renovables, y nosotros estamos peleando ese tema” dice haciendo referencia al sistema de energías renovables que están trabajando, entre las que hay cerca de 500 cooperativas a lo largo y ancho del país, de diferentes tamaños, que prestan este servicio. “Hay quienes tienen 1000 asociados y domicilios, otras que llegan a 200 mil. Es decir, que existen mutuales barriales con 60 socios y otras que llegan a tener 3 millones”, explica y hace énfasis en el enorme desafío que tienen: analizar fortalezas y juntar instituciones mutuales y cooperativas que comiencen a discutir sobre la generación de energía en cada una de las comunidades. Quién la genera, quién la vende, cuestiones de legislación, porcentajes de consumo, etc. “Ese es el modelo que está en discusión y nosotros vamos por ese camino que creemos que revolucionario también porque apropias la generación de energías con fuentes renovables, como el sol, el viento, y los pones en manos de la comunidad. En manos de las cooperativas que es la comunidad organizada.” En definitiva, se trata de discutir y defender la independencia del sector mutual y cooperativo, para que puedan generar y administrar sus ahorros teniendo en cuenta que no lo hacen para ganar dinero sino para ganar beneficios en la comunidad: los ahorros que de allí provienen se reinvierten en el territorio.


Imagenes: FEDESAM

Suscribirse al Newsletter
Suscripto a CNCT newsletter feed
Foros de Debate
Red Textil Cooperativa
Red Colmena
Red de Cooperativas de Tecnología
Diarios y Comunicadores
PROGRAMA CAPACITACIÓN CON OBRA